Casi 20 días sin clases en mayo

Tratando de ser positivos, pudiéramos señalar que quizá no en todo el estado se dio esa situación, pero conforme a datos que dio a conocer la Secretaría de Educación en Guerrero, hubo escuelas oficiales en la entidad, y posiblemente algunas particulares, en las que los maestros decidieron suspender clases el 30 de abril y reiniciarlas hasta el lunes 19 de mayo.

El motivo fue que se interpusieron una serie de festejos, unos oficiales otros no tanto, como fue el Día del Niño, del Trabajo, de la Batalla de Puebla, de la Madre, del Maestro y los juegos Magisteriales, con sus respectivos puentes.

Pero alejándonos de la crítica de un momento sobre la suspensión de clases, la pregunta que deberíamos hacernos todos es: ¿porqué lo permitimos?. ¿No nos damos cuenta del grado de descomposición social que ésto genera? Una encuesta realizada por un diario nacional, mencionaba que casi el 60 por ciento de los padres de familia respondió que consideraba “buena” la educación de sus hijos en las instituciones oficiales, no obstante que nuestro nivel educativo en el país es muy inferior a la media internacional, y ni se diga de Guerrero que a nivel nacional estamos en los últimos lugares.

Hay la teoría de que los mexicanos, y más los guerrerenses, sufrimos el Síndrome de Estocolmo, en el cual nos manifestamos agradecidos y solidarios con los criminales que nos mantienen secuestrados.

Si alguien sufre un asalto a poco no decimos: ¡qué bueno que no te hizo nada, y lo estás contando! . Y cuando hay una serie de suspensión de clases, antes de pensar si nuestros hijos están preparados o no, buscamos la manera de quedar bien con el profesor para que no repruebe al niño en cuestión y al final hasta un regalo de agradecimiento se le entrega.

En el editorial de hace 15 dias lo decíamos: ¿para qué nos hacemos tontos? mejor que se suspendan las clases durante todo el mes de mayo y así hasta beneficiamos a Acapulco con turismo.
IMPUNIDAD Y CORRUPCION.- Si el combate a la inseguridad se dirige hacia atacar la impunidad y la corrupción, tengan la certeza que los avances se verían más rápido. Son gracias a esos dos factores que México vive este terrible estado de indefensión ante los embates de la delincuencia organizada y no organizada.
ESE PETROLEO.- Bien dicen que cuando se trata de dinero todo mundo está a su alrededor, por eso hay foros, marchas y un sin fin de actos se han desarrollado sobre el tema del petróleo y la posible reforma que revitalizaría a Pemex… pero ¿cuántos foros hay para tratar de solucionar al problema de la inseguridad? No hay mejor ambiente para el crecimiento de ese mal que la indiferencia y apatía.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting