Del si no pueden al apiadense de Nosotros

En México tenemos una cultura de sentirnos o buscar siempre ser víctimas. Esto es como un imán para que nos suceda lo impensable y estar de acuerdo con ello. Y la situación que vivimos en el país lo recrudece, la inseguridad imparable e impune toca todas las puertas y los ciudadanos callamos, nos encerramos y nos envolvemos en una supuesta apatía que es sólo el disfraz de nuestro enorme, enorme miedo de lo que nos rodea, muchas veces propiciado o solapado por nuestro silencio.

Dos casos nacionales, de las últimas semanas, le han dado un vuelco y quizá sea una luz que permita a los ciudadanos que deseamos vivir en paz, pensar que algo puede ocurrir. El primer caso es el secuestro y asesinato de Fernando Martí; su padre Alejandro Martí del dolor  y del sufrimiento tomó valor para lanzar el “Si no pueden renuncien”. La marcha blanca en el DF y la reunión del Consejo Nacional de Seguridad fueron consecuencia de ello.

El segundo caso es el secuestro de la jovencita Silvia Vargas, hija de Nelson Vargas, de la cual se tiene un año sin saberse de su paradero. Su padre con lágrimas en los ojos, el llanto cerrándole la garganta y la impotencia de no poder hacer nada por encontrarla, le hizo suplicar y solicitar un “apiádense de nosotros, devuélvanos lo que es nuestro”. Y le pidió a toda la sociedad que se sumen en la búsqueda de Silvia.

Son dos familias destrozadas por la inseguridad. Son dos familias que bien pueden representar a todas las familias de todos los niveles que han sido tocadas por la delincuencia. Son dos familias que viven, como lo hacen millones de mexicanos, la impotencia e impunidad oficial, y más cuando se desprende como en el caso Martí que tanto un judicial del DF como una PFP -ambos arraigados- fueron parte del secuestro.

¿Qué es lo rescatable, si así se le puede llamar? Que la sociedad civil tomó rostro en la imagen de Alejandro Martí y de Nelson Vargas, ahora es responsabilidad de todos los mexicanos darle valor con hechos para que esas dos caras se mantengan en la búsqueda de poder tener un país, estado y municipio seguro. ¿Se imaginan a toda la nación con mantas colgadas mostrando a las  víctimas de la delincuencia?.

No los dejemos solos, por el bien de nuestras propias familias.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting