Inicia el proceso Electoral

A partir del 19 de agosto inició el proceso electoral para elegir presidentes municipales y diputados locales en Guerrero. Serán unas elecciones enmarcadas en una serie de cambios que por primera vez se aplicarán. Por ejemplo las campañas sólo durarán 45 días y de acuerdo a la nueva legislación del estado de Guerrero hay una serie de limitantes que el violarlas significaría, al menos en teoría, la anulación de esa candidatura.
Pero en un marco en el que hay más dudas alrededor, se tiene también el dato de que aún no ha quedado del todo claro si el próximo alcalde de Acapulco inicia su gestión el 1 de diciembre del 2008 o el 1 de enero del 2009. Tampoco se ha confirmado si el periodo oficial de gobierno será de 3 años como lo hasta ahora, o para empatar los procesos locales con el federal del 2012 se alargará 8 meses más y durará casi 4 años.

Todo eso debería quedar claro antes de que se acuda a las urnas, porque son factores que la ciudadanía debe tomar en cuenta para votar de manera razonada.
Se espera que sea una contienda de propuestas y no de golpes bajos. Si es necesario que los candidatos expongan sus ideas, programas y propuestas, y que las defiendan. También es indispensable que los ciudadanos conozcamos muy bien a quienes pretenden gobernarnos con el fin de no equivocarnos en nuestra decisión.

Las condiciones actuales de México, de Guerrero y en especial de Acapulco nos obligan a razonar el voto. A tener cuidado en el uso de la herramienta democrática

que nos puede permitir acceder a un mejor nivel de vida: el voto.
Es importante que como sociedad civil asumamos la responsabilidad que tenemos: elegir a nuestros gobernantes. Una sociedad apática sólo contribuye a generar una sociedad temerosa, escondida que deja en libertad a su clase política de cometer impunemente sus anomalías porque se siente segura de que la sociedad no saldrá a defenderse.

Por eso cuando, tenga enfrente la boleta para votar no piense en algo personal, piense en Acapulco. Pensar en Acapulco es pensar en vivir en paz. Pensar en Acapulco es pensar en que ya no haya más diferencias entre los diferentes niveles de gobierno. Pensar en Acapulco es pensar en que por quien votemos no tenga ambiciones personales y que Acapulco sea sólo el trampolín. Pensar en Acapulco es pensar que nuestro municipio no tiene por que ser un territorio para compromisos de quienes quieren gobernar el país.

Pensar en Acapulco es pensar en que tus hijos y los hijos de tus hijos puedan vivir en paz , orden y desarrollo en este hermoso puerto de Acapulco.
EN SU CARA.- Tuvo que ser secuestrado y asesinado su hijo para poder hablar ante todos los gobernadores del país, el presidente de la República, legisladores, jueces y magistrados y reclamarles: si no pueden, RENUNCIEN, porque cobrar un sueldo sin devengarlo también es corrupción. No le tembló la voz, porque quizá se fortaleció con los miles de ciudadanos a los que se les ha robado la paz y tranquilidad desde hace muchos años. Alejandro Martí le dio valor a la pérdida de su hijo y les dijo lo que millones de mexicanos quisiéramos decirles en su cara… ahora falta ver qué tan cínica será la clase política para haberle aplaudido y no solucionar ese grave, grave problema que es la inseguridad pública en México.

EN LA RED.- Esta semana subiremos en www.revistapresencia.net. el video de un concierto de unos jóvenes estadounidenses que vinieron en días pasados, así como el del torneo de futbol Milán Acapulco y la terminación del curso de verano de la Universidad Americana de Acapulco.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting