Inversión Histórica

Tradicionalmente en Guerrero nos quejábamos de que la Federación no volteaba a vernos y prefería apoyar e invertir en otras partes del país.

Sin embargo, hay dos datos que nos pueden decir que algo ha cambiado:
1.- La  intención de construir la hidroeléctrica de La Parota por parte del Gobierno Federal a través de la Comisión Federal de Electricidad es una de ellas.

Además, La Parota serviría como de una especie de vaso de agua que ayudaría a que esta zona en la que está incluido Acapulco tenga una reserva del líquido para muchísimos años, así como tambén se fortalecería el empleo y desarrollo, principalmente turístico a esa región. PERO… está parada dicha propuesta porque un grupo -pequeño, se quiera reconocer o no, pero con buena resonancia en medios de comunicación- se opone a ellos y ahí está a punto de irse de Guerrero ese proyecto.

2.- El anuncio que hizo el Presidente de México, Felipe Calderón de que se invertirán 730 millones de pesos para el saneamiento de la Bahía y rehabilitación de infraestructura huidrosanitaria del puerto. Es un hecho histórico, porque en Acapulco sólo se han tenido dos grandes inversiones previas por parte de la Federación: Con López Portillo la rehabilitación de casi toda la Costera Miguel Alemán y con Ernesto Zedillo cuando nos afectó el fenómeno del Paulina, de ahí en fuera no hay nada de esa magnitud. Y sin embargo, dadas las condiciones y tiempos políticos de la entidad, pareciera que el presidente Calderón no hizo un anuncio de importantes dimensiones. Es  indispensable reconocer este esfuerzo y la coordinación que existe entre el Gobierno Federal y el del Estado para potencializar el proyecto hidrosanitario que tanta falta le hace a Acapulco.

Ojalá nadie quiera sacarle provecho personal o político al anuncio y uso de la inversion de los 730 millones que hizo el ejecutivo federal. Y ojalá los acapulqueños nos demos cuenta de lo significa el atender un problema como la contaminación de la bahía y la desorganización de Capama que ya hizo crisis en estos tiempos. Bien por el presidente Felipe Calderón a quien no le importó que tanto el Ayuntamiento y el Gobierno del Estado no sean de su mismo partido político para orientar recursos a Acapulco.

Es un hecho que todo mundo se organiza, a excepción de la sociedad civil. Es tiempo de que ésta cree y  fortalezca los grupos intermedios necesarios para hacerse escuchar en temas como el de La Parota y otros más que nos afectan. La Parota no debe de irse de Guerrero.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting