Privatización de Vialidades

En medio de la toma de la tribuna tanto en la Cámara de Senadores como la de Diputados por parte del FAP (Frente Amplio Progresista integrado por PRD, PT Y Convergencia) que reciben órdenes de Andrés Manuel López Obrador y de las movilizaciones por la “defensa” del petróleo que han organizado los lopezobradorsistas, pasó casi inadvertida una noticia relevante: El Gobierno del Distrito Federal va a privatizar dos vialidades en la capital del país.

Así es, Marcelo Ebrard, a quien en innumberables ocasiones López Obrador ha puesto de ejemplo de cómo se debe gobernar, cada vez que alguien se queja del gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca, ahora decidió construir dos viaidades de cuota con un valor superior a los 18 mil millones de pesos, ambas para beneficiar a la zona de Santa Fe de alta plusvalía.

Una vía es una autopista y la otra es un túnel vial, en las dos se cobrará a los defeños por transitar en ellas.

El que capital privado participe en obras públicas con un beneficio social importante no tendría problema alguno, pero en el caso de Marcelo Ebrard sí lo hay por lo siguiente: 1.- AMLO se opone a toda privatización y Ebrard es subordinado del peje. 2.- La obra beneficia a una importante área de habitantes con alto poder adquisitivo, y perjudica a las clases populares que tendrían que pagar por utilizarlas.

Y lo más importante en el caso de Guerrero: Hace unos meses, cuando Zeferino Torreblanca propuso que se construyera una autopista de cuota de manera alterna a la carreta que ya existe de Mozimba a Pie de la Cuesta, todos los perredistas y no perredistas lo criticaron. Sin embargo, ahora que el “preferido” de AMLO lo VA A HACER, nadie ha dicho nada.

Ebrard y López Obrador no pueden andar por el mundo protestando por acciones de gobierno que emprenden sus adversarios polìticos y que ellos llevan a cabo tan pronto llegan al poder.

En días pasados el columnista del periódico El Universal, Ricardo Alemán, narró un episodio del Peje con diputados del FAP en relación a la toma de la tribuna y la supuesta defensa de Pemex para impedir su privatización.

Ahí los diputados y senadores perredistas le comentaron que ya habían acordado con PRI y PAN que se aplicaran todas las propuestas el PRD, con lo cual se fortalecería a Pemex, a lo que AMLO enfurecido les sentenció que no le importaba si quebraba o se hundía Pemex, al fin y al cabo suponía que cuando fuera él gobierno lo levantaría, “nada que fortalezca al espurio”, dijo para reafirmar cuál es finalmente el objetivo que persigue: desestabilizar al gobierno de Felipe Calderón al costo que sea y no importa que afecte a todos los mexicanos, al fin él cree que algún día será presidente de México… a ese grado de obsesión ha llegado López Obrador.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting