Se trata del poder, solo eso

La insensatez política en México está rayando en el absurdo. Mientras que en el país se libra una auténtica GUERRA contra el crimen organizado por parte del Gobierno Federal, la clase política nacional abrió un debate sobre la posibilidad de una Reforma Enérgética que no es otra cosa que hacer eficiente a Pemex.

Pero en qué radica lo absurdo: 1.- Que la clase política no quiere debatir ni meterse plenamente en un debate sobre la lucha contra el crimen organizado, porque no se puede concebir el crecimiento de la ola delictiva sin un factor fundamental: la impunidad, y ésta sólo se brinda desde el poder en sus diferentes niveles y por supuesto pasando por el Poder Judicial, el cual a más de 8 años de que se hiciera la transición democrática en México, -pasando del PRI al PAN el gobierno Federal- no ha sido tocado ni con el pétalo de una reestructuración, ya no se diga de una auténtica Reforma Judicial. ¿Sabía que mientras se han elevado el número de detenciones en esos rubros, han bajado los delincuentes sentenciados? Es sencillo: detienen más y son menos a los que consignan en las cárceles… de ese nivel es al grado de impunidad en nuestra nación, por éso nadie le teme a la Ley, a todos se les hace fácil delinquir, al fin de cuentas no hay pena que purgar.

2.- El otro punto de lo absurdo es que una parte de los polìticos, principalmente los de oposición al Gobierno Federal, estan mintiendo. No es cierto que estén defendiendo la “soberanía” de nuestro país el oponerse a la “privatización” de Pemex. Lo único que les interesa es el poder, es crear un ambiente tipo Bolivia, cuando Evo Morales desestabilizó a su país y lanzó una supuesta consulta popular con lo que obtuvo la renuncia del entonces presidente de ese país. Es pues una estrategia de mandar al diablo a las instituciones desde las y con dinero de las instituciones para obtener el poder a toda costa. Todo movimiento que se realiza en torno a esa supuesta defensa es exclusivamente polìtica. La consulta a la que llamó el pelele de AMLO, Marcelo Ebrard, no es más que buscar ahondar más la división de los mexicanos, ellos no sabrían qué hacer si en su manipulada consulta el resultado les fuera adverso…, no, no es cierto, sí, sabrían qué hacer: desconocerían la votación y dirían que hubo fraude. Todavía no pueden terminar de contar los votos en la elección para presidente nacional del PRD y quieren mostrarse como los salvaguardas de la nación invocando acciones sociales democráticas que difícilmente pueden sostener con los hechos.

Esto nos recuerda aquél debate en el que Billy Clinton cayó a Bush padre, cuando le dijo: se trata de la economía, estúpido. Ojalá alguien en este debate sobre la reforme energética les diga a quienes están lucrando y frenando la posibilidad de modernizar Pemex: se trata de que quieren el poder ustedes, estúpidos.
CONFUSION.- Una auténtica confusión será lo que ocasionará que el PRI y PRD elijan candidatos -con sólo un día de diferencia- a puestos de elección popular para el próximo proceso electoral, de donde saldrán los candidatos a regidores, diputados locales y alcaldes. Que alguien les explique, ¡¡¡¡por favor!!!. El horno no está para ese tipo de guisos. Sólo lograrán ahuyentar más a la sociedad civil de las urnas. Aquí se debería de dar sensatez en los priistas que fueron quienes fijaron su fecha hace unos días, mientras los del perredé desde hace un mes ya lo habían anunciado

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting