Semana Mayor

La semana pasada en un artículo de la revista explicábamos el porqué las fechas de Semana Santa y Pascua se adalantaban considerablemente, y que para que volviera suceder transcurrirían 220 años. Casi nada ¿verdad?

A esta generación le ha tocado vivir hechos históricos, como el que acabamos de mencionar en el área religiosa. Pero también como mexicanos estamos viviendo acontecimientos, principalmente sociales, que pensamos que no ocurrirían, como por ejemplo que el PRI haya sido derrotado después de más de 70 años de estar en el poder.

Por éso debemos de estar al pendiente de lo que nos rodea y de lo que acontece, para disfrutar un eclipse lunar irrepetible o poner nuestro grano de arena para evitar un sobrecalentamiento del planeta que nos haga vivir una desgracia climatológica.

Y en cuanto a lo social, en los últimos años en México se ha ido promoviendo, por grupos polìticos, una especie de división: los buenos y los malos, los que están conmigo o en contra. Hay una especie de liderazgos basados en la mentira y que se han aprovechado de la ignorancia, que dicen luchar por los pobres y en su interior ruegan porque haya más de ellos para que pueda escalar al poder.

Esta Semana Mayor nos debe de permitir hacer una acto de reflexión, no en el sentido religioso estricto, porque habrá quienes no profesen la religión católica, lo cual es respetable; si no que analicemos en nuestro interior la serie de decisiones que estamos tomando día con día, y que veamos el alcance que ellas tienen, y una vez reflexionado al respecto nos preguntemos que tan a gusto y orgulloso (a) te sientes con la persona en que te has convertido con la toma decisiones que has realizado.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting