Servicios Publicos

En el primer domingo de octubre de este año se elige presidente municipal de Acapulco. Y desde estas fechas deberíamos de estar al pendiente de los movimientos de quienes aspiran a esa reponsabilidad por parte de personajes de los diferentes partidos políticos.

Y es buena época para que los ciudadanos vayamos analizando fríamente las propuestas y posibilidades reales de quienes nos quieren gobernar.

Es buen momento también para darnos cuenta que finalmente somos los acapulqueños, quienes realizaremos una especie de contratación de la persona que tendrá que administrar el Ayuntamiento de Acapulco y los servicios públicos que tienen obligación de proporcionarnos.

Pero para poder exigir buenos servicios públicos, debemos ser buenos ciudadanos, y entre nuestras obligaciones estarían:
1.- Votar sin excusa ni pretexto.
2.- Respetar las leyes y reglamentos oficiales.
3.- Alentar una convivencia sana y pacífica entre los acapulqueños.
4.- Supervisar, atender, educar y cuidar a nuestros hijos y los seres que dependan de nosotros.
5.- Pagar impuestos, porque no puede exigir alguien servicios públicos si no contribuye fiscalmente para mantenerlos.

Y esto tiene un especial significado por dos razones: Primera.- En esta edición entrevistamos a Gloria Sierra, prácticamente representante de la sociedad civil dentro del PRD y que ha sido luchadora social, síndica municipal en el gohierno de Zeferino Torreblanca, diputada local y recien renunció a la secretaría estatal de Desarrollo Social. Conoce bien la prolemática local y la coordinación entre una alcaldesa y el gobernador Zeferino Torreblanca sería al 100 por ciento, lo cual no ha acontecido al menos en los últimos diez años, y es interesante analizar su propuesta.

Segunda: Algo se salió del control en cuanto al orden en la corporación de la Secretaría de Protección y Vialidad en Acapulco. Si de por sí los agentes de tránsito prácticamente han hecho lo que han querido en cuanto a extorsiones en los últimos años, ahora cínicamente se suman los agentes de la policía preventiva, quienes abandonando su territorio de atracar en zonas suburbanas, en las últimas semanas se han extendido a la zona turística, principalmente cometiendo sus fechorías en la costera Miguel Aleman, y las denuncias van desde parejas de ancianos extranjeros, pasando por springbreakers hasta llegar a funcionarios de bancos de Estados Unidos.

¿Pero qué sucede en la SPV? A parte de la corrupción que no se puede ni debe ocultar, hay un hecho grave al cual se enfrentan tanto alcaldes como los titulares de esa dependencia: Hay una Comisión de Honor y Justicia que se encarga de analizar los casos en los que denuncian a los agentes, y en la mayoría de las ocasiones terminan dándole la razón al policía o tránsito no obstante de que las pruebas son contudentes y ameritan cuando menos el despido, si no es que la integración de una averiguación
previa.

Por eso es importante que los aspirantes a gobernarnos en el próximo “trienio” que será de tres años nueve meses, tienen la responsabilidad y obligación de plantearnos las cosas claras y demostrarnos que no tendremos más falta de entendimiento con los gobiernos estatal y federal, si no que se trabajará en conjunto y buscando terminar con todo aquello que nos frena.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting