Construyamos Ciudadania

Este domingo 5 de julio se estarán celebrando las elecciones intermedias federales cuando esté circulando esta edición de Presencia.
Cuando lean el ejemplar estará en desarrollo la justa electoral o ya recien habrá concluído. De todas formas lo importante es subrayar que México requiere de una Democracia que no esté secuestrada por los grupos políticos y sus intereses. Una Democracia en la que la opinión del ciudadano también se escuche y pueda hacer uso de los canales de información que los políticos le han cerrado, como fue el caso en estas elecciones llevadas a cabo bajo la nueva reforma electoral que para colmo los propios partidos políticos la violaron.

De ser una elecciones que se antojaban grises, comenzaron a se tomadas en cuenta por varios factores:
1.- Se presentará como una especie de referendum a la labor contra el crimen organizado que ha implementado el presidente de México Felipe Calderón. Combate que se intensificó ante la amenaza de que podrían infiltrarse dinero ilícito en las campañas y los candidatos.

2.- Los partidos políticos en su estrategia nacional dejaron fuera a los candidatos y se apoyaron en figuras externas: El PRI en los futbolistas que meten penales; el PRD en la niña Marianita -a quien en redes sociales han criticado mucho-, el PAN en el presidente Calderón; y el PT y Convergencia en Andrés López Obrador – a quien con este método apuntalan como su próximo candidato presidencial-; y el Verde -patético por cierto- contratando a los actores Raúl Araiza y Maite Perrioni.

3.- El uso de las redes sociales y canales de video como YouTube en la red para la realización de unas campañas alternas, donde los propios partidos políticos colocaron el material que ellos mismos prohibieron que se difundiera en radio y televisión abierta o de cable por la reforma electoral que aprobaron los diputados de todos los partidos apenas hace unos meses.

4.- El crecimiento del movimiento ciudadano del Voto Blanco o Nulo. Ola que creció a la que se subieron oportunistas, manipuladores, pero que finalmente es la muestra del hartazgo ciudadano contra todo el sistema político mexicano que ha hecho del electorado una especie de mercancía y que la cambian o comprometen como si fuera de su propiedad. Aunado a ello el esfuerzo, loable pero impreciso de Alejandro Martí con “mi voto por tu compromiso”.

Así llegamos a este 5 de julio, fecha de elecciones a las cuales habrá de seguirle la pista en sus resultados porque sin duda serán atípicos, por todas las razones antes mencionadas.

Así que esperemos los resultados… por lo pronto un consejo, si nos lo permite y aún hay tiempo: vote este domingo 5 de julio porque hay que construir ciudadanía comprometida con México.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting