Don Angel de la Barrera

Estamos muy tristes por el fallecimiento de un gran, gran, amigo. De alguien que sin su acertado consejo y opinión no habríamos podido lograr que ideas se convirtieran en hechos, como es el mismo caso de Presencia.

Cuantas veces no acudimos a él por el consejo, la guía, pero sobre todo por esas palabras solidarias y acertadas que ofrecía Don Angel de manera generosa en los momentos difíciles.

Creyó en nosotros, en los proyectos que platicábamos y que muchos de ellos se hicieron realidad: Merkado, el Biatlón Playero, Presencia, por citar algunos. Y quedaron muchos más en el tintero…

Y es precisamente por el recuerdo de un gran ser humano, de una persona plena de valores, de amor a su familia, de una increíble fé y cariño hacia  Acapulco, que en Presencia queremos honrar  ese legado de trabajo, honestidad, compromiso y sobre todo perseverancia que con su ejemplo practicó Don Angel durante su fructifera vida.

Habremos de seguir su consejo: Intentar, una y otra vez alcanzar las metas, jamás rendirnos o quedarnos en la frase que tanto le molestaba: “el ya merito”.

A su familia, la señora Rosita Camacho de de la Barrera, a sus hijos: Angel, Susana, Arturo, Alfonso y Rosita nuestro más sincero pésame.

Don Angel de la Barrera es un privilegio y honor haber sido su amigo.

Sinceramente, siempre, siempre, lo recordaremos y extrañaremos.

Descanse en Paz

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting