La elección de gobernador

Se supone que el próximo año, el 2010, es para que los aspirantes a ser candidatos  a gobernador del estado de Guerrero, por parte de los diferentes partidos, se prepararen y contendieran en elecciones internas o fueran sometidos a procesos de selección propios de cada organismo político.

Sin embargo, como usted se habrá dado cuenta, hay estos momentos una sobrepexposición de suspirantes, principalmente del PRI y el PRD, por un pequeño detalle: aun no está clara la fecha para la elección a gobernador en la entidad.

Debido a que hace un año se realizó la Reforma Constitucional  en la que se ordena  ir homologando las elecciones estatales y municipales a las federales del 2012 con el fin de empatar tiempos y evitar, entre otros puntos, mayor gasto millonario en procesos electorales continuos,  el Congreso del Estado había determinado una fecha para la elección a gobernador de  Guerrero en 2011; sin embargo, por una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación -porque hubo una demanda de controversia a esa disposición del Congreso local- ordenaba que se volviera a proponer una fecha de acuerdo al proceso de homologar comicios locales con federales.

Hace un mes aproximadamente, de nueva cuenta el  Congreso del Estado dictaminó  que la fecha para la elección para Ejecutivo del Estado sería a finales del mes de enero del 2011. Esa, es la fecha oficial hasta el momento. Pero, de nueva cuenta se interpuso una  controversia ante la SCJN – esta vez por el PAN y el PANAL- por lo que pueden ocurrir dos cosas: 1.- Que la Suprema Corte valide esa fecha -lo cual generaría un problema legal si alguien se inconformara con los resultados de los comicios- . 2.- Que la fecha para elecciones estatales sea en julio de 2010.

Si ocurre lo primero (que sean en enero del 2011), pues los movimientos en los partidos el próximo año se sujetarán a los tiempos marcados. Pero si se establece la de julio del 2010, habrá una ebullición política inimaginable.  Primero porque se adelantan los tiempos a los aspirantes, como es el caso de quienes sean alcaldes (Manuel Añorve y Héctor Astudillo por el PRI, que tendrían que dejar el caro para contender internamente, cuando apenas llevarían un año en el poder). Y segundo, se tendría un gobernador electo por espacio de ¡¡¡ 8 meses!! ya que tomaría posesión hasta el 1 de abril del 2011, lo que generaría una verdadera ingobernabilidad en  la disputa del poder real.

Por ello, los ciudadanos debemos tomar conciencia desde este momento, que la participación  de la sociedad civil se tendrá que dar, no sólo para salir a votar como  rebaño, si no que es necesario que  de manera individual se vaya teniendo conciencia sobre la trayectoria y participación de los posibles contendientes, porque de un momento a otro pudieran adelantarse los tiempos.

Se debe evitar que el ciudadano quede atrapado en la sobre información que generan las campañas, lo que finalmente se traduce en ignorancia real de lo que verdaderamente representan cada uno de los contendientes.

De ahí el consejo, estimado lector (a) de Presencia, a que vaya tomando en cuenta lo anterior y esté muy al pendiente de lo que ocurrirá en el 2010, el cual, desde este momento pinta como un año  muy, pero muy diferente a lo que tradicionalmente ha ocurrido previo a una elección para gobernador del estado.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting