Todos deben tomar una manguera

Hace unos días, cuando defendía su propuesta para que le aprobaran un plan de estímulos de 800 mil millones de dólares para su plan anticrisis, Barak Obama, presidente de Estados Unidos, les decía a los congresistas de su país: “Cuando el pueblo se está incendiando, uno no mira los rótulos partidarios. Todos debemos tomar una manguera”.

El mensaje es simple: si estamos inmersos en una crisis internacional a la que todavía ni se le ve fondo ni salida, lo que debemos de hacer, al menos en México, es tratar de unirnos, de tomar todos una manguera para impedir que el fuego de la crisis se propague.

Y contra todo lo que pudieran decir los partidos políticos y sus representantes  -más los que son opositores en este caso al gobierno federal- México está enfrentando una situación critica inimaginable con mejores condiciones que en ocasiones anteriores. Dos ejemplos: Estados Unidos está rescatando bancos, hipotecarias, empresas automotrices, financieras, mientras Francia acaba de darle un rescate económico a su empresa automotriz… Y en México, con mucho esfuerzo se mantiene la economía a grado tal que enero fue -desde el 2005- el mes con menor inflación.

Tomar la manguera los ciudadanos es hacernos de una cultura del ahorro, de evitar comprar productos de la economía informal que muchos de ellos entran al país o proceden de manera ilegal, pagar por los servicios que consumimos como la luz y el agua, por educar a nuestros hijos y familias para evitar caer en adicciones y delincuencia, de tener mayor cuidado al votar.

Tomar la manguera los servidores públicos y los polìticos es que dejen de pensar que sólo ellos y sus familias -porque ahora consideran que sólo los de su linaje pueden ser los que nos gobiernen- sean los únicos que deben de ocupar puestos públicos y de elección popular; que se pongan a trabajar y a legislar en beneficio de los ciudadanos; en pocas palabras que hagan bien y honestamente el trabajo por el que les pagamos, vía impuestos, todos los mexicanos.
CABILDO RAPAZ.- Mal, muy mal, se dejó ver el Cabildo de Acapulco al aprobarse en sesión secreta sus regidores y sindicos la friolera de 110 mil pesos mensuales para “gestoría”, además de autorizar la adqusición para cada uno de ellos de un vehículo con un precio entre los 300 y 500 mil pesos, a lo  cual se suma además el sueldo “normal” de 40 mil pesos mensuales, también para cada uno de ellos. En plena crisis y estos “representantes” populares sirviéndose con la cuchara grande éso es no tener vergueza… pero eso sí decidieron todos ellos -en este autoreparto de dinero no hubo distinciones de partidos todos votaron a favor- destinar de los 110 mil pesos 10 mil de ellos para “apoyo a indigentes”, es decir están institucionalizando la limosna en el Ayuntamiento, lo cual además de patético es deprimente e ilegal puesto que es dinero público. Son 28 regidores y 2 sindicos a los que mensualmente les entregarán para sus “gestorías” 3 millones 3000 mil pesos entre todos, a cambio de nada…. no se vale.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting