Navidad y Fin de Año

Quizá en estos momentos, en que la dinámica de la Navidad y el Fin de Año nos inunda. Cuando también la inquietud por dar y recibir regalos nos obliga a concentrarnos en lo inmediato. Valdría la pena darnos un pequeño tiempo para la reflexión.

Es necesario ya, que como sociedad civil nos demos cuenta del importante papel que nos corresponde desarrollar en nuestra comunidad. Hay que hacer un análisis sobre cuánto de lo que ocurre a nuestro alrededor -tanto de lo bueno como lo malo- es parte del reflejo de lo que somos como sociedad.

Ubicarnos en un contexto en el que desde el núcleo familiar tenemos que cambiar si las cosas queremos que cambien, que mejoren.

Hace tiempo que la misma inercia de las actividades cotidianas nos avienta más y más a la apatía social. Nos hace indiferentes ante lo que sucede a nuestro entorno. Solidarios condicionados sólo en asuntos que tienen que ver con algo más cercano. Y víctimas silenciosas cuando somos parte de las estadísticas.

Participar socialmente, por lo general no está en nuestro diccionario. Le llamamos participar a acciones altruistas en las que nada más donamos, no nos comprometemos directamente. Participamos cómodamente en todo aquello que no nos obligue a una acción más concreta.

Hay entonces, muchas razones, para finalizar este 2010 con una especie de vernos hacia adentro de nuestra actitud, de nuestro comportamiento.

Quizá también nos retrae a participar el hecho de enfrentar diario un entorno nada amigable, estar más en la lucha por mantener un hogar, darles educación, alimentación y vestido a nuestros seres queridos y encima con temor por la inseguridad que vivimos. Sí, es una carga fuerte y más en estos días.

Valdría la pena iniciar una presencia ciudadana de menos a más. Reunirnos con nuestros vecinos para buscar mejorar el aspecto de la colonia, el fraccionamiento. También platicar con nuestros conocidos y amigos y ver en qué coincidimos para organizar un club de lectura o cine, por ejemplo. Hagamos poco a poco la diferencia, organicémonos y encontremos lo bueno e interesante de ser todos parte de una comunidad.

Presencia, tu revista les desea una Feliz Navidad y hace votos porque el 2011 llegue pleno de salud, trabajo, seguridad y amor a todos los acapulqueños, los guerrerenses. Es una época propicia para recordar el origen de la Navidad y el ser más humanos. Felicidades

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting