Pobreza Extrema

En el editorial de la semana pasada hacíamos mención de los datos que arrojaron los estudios que realizaron en el país el Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de Políticas de Desarrollo Social) en el que colocan a Acapulco como la ciudad mexicana con mayor índice de habitantes en pobreza extrema, por encima de municipios urbanos como Ecatepec, Iztapalapa, Nezahualcóyotl y Puebla.

Durante la semana pasada, algunos medios de comunicación nacionales se encargaron de dar a conocer más a detalle dichos resultados. En ellos se calcula en 172, 271 acapulqueños que no tienen recursos suficientes para comprar alimentos. Lo que representa un 24% de la población de nuestro municipio. Hay que aclarar que ese estudio está basado en datos del 2005, pero de esa fecha a la actual, pues no hay mucho diferencia de progreso.

Sin embargo, también es cierto que Acapulco recibirá 376 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social este 2010 , lo que lo coloca como el municipio al que se le destinará más presupuesto de ese rubro federal a nivel nacional durante el presente año.

Un detalle: poco se ha visto la aplicación de esos millonarios recursos federales en nuestra ciudad, por un dato simple: la mayoría de las obras que se realizan con ese dinero son inauguradas o promocionadas como acciones de los otros niveles de gobierno y no de la Federación.

¿Cuáles son esos programas en los que participa la Federación con los 376 millones de pesos? en Oportunidades, Adultos Mayores, Empleo Temporal, Estancias Infantiles, Habitat y Seguro Popular.

Tener ese nada honroso primer lugar en habitantes en pobreza extrema nos da una idea cómo se ha fracasado durante muchos años en la manera de atender los problemas sociales del municipio. Esa cifra de acapulqueños que carecen de recursos para alimentarse no está viviendo en el área rural del municipio.Habitan la zona suburbana, los polígonos donde el desarrollo urbano está mal entendido y sólo ha causado resentimiento social, son los sitios de donde salen principalmente jóvenes a buscar de manera errónea caminos hacia el éxito económico.

Hay poco tiempo para revertir esta situación. Se requiere de una visión integral, donde no se confunda que con poner cemento a una calle signifique desarrollo humano. Y los acapulqueños en lo general ¿qué tan comprometidos estamos para ser sensibles y apoyarnos unos a otros?

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting