¿Ya te diste cuenta?

Es una mala apreciación que en estos momentos, para justificar la falta de resultados en materia de seguridad, la ciudadanía ha adoptado aquello que “lo bueno de todo esto es….” y se viene una serie de hechos que actualmente suceden en el hogar, los familiares, el trabajo y otras actividades sociales.
El asunto no es que se estén cambiando hábitos y manera de interactuar en la familia y actividades sociales. No, el asunto mayor es si ya te diste cuenta de lo que significa que pongas má atención en los detalles que genera estar más en contacto y cuidado de tus seres queridos.

Si no te das cuenta que el hacer un esfuerzo por saber un poco más de la conducta de tus hijos, de adentrarte en sus problemas y verlos desde la óptica que es necesario darles una mayor atención a todos sus asuntos, sólo te quedaras en el disfrute de “unos momentos familiares”… y hasta ahí.
Te quedarás en el árbol y no verás el bosque de lo que contribuye a la sociedad que en la familia se dé un desarrollo armónico que genere mejores ciudadanos a la comunidad.

Por el “exceso de trabajo y ocupaciones” se fue dejando de lado la educación real, la que genera valores, conducta, carácter y forja ciudadanos, para cederle la responsabilidad principalmente a los maestros ya sea de escuelas públicas o privadas.

Un ejemplo: ¿qué contestaban los padres cuando les preguntaban porqué sus hijos e hijas ya estaban en los antros a la edad de 13, 14 o 15 años? Y la respuesta inequívoca era: “es que todos sus amig@s van, y pues l@ presionan, y ni modo que él/ella no vaya?

De ahí la pregunta de este editorial ¿Ya te diste cuenta? que si nuestros hijos adquieren mayor conocimiento de lo que sucede también los educas a tomar decisiones responsables. Y si una persona toma decisiones responsables se vuelve un ser humano independiente que generará por lo tanto mayor conciencia social en su comunidad.

¿Ya te diste cuenta, qué tanto los jóvenes requieren más atención que diversión sin freno? ¿Ya te diste cuenta de cuántos jóvenes toman decisiones equivocadas porque no tiene y la atención requerida de sus padres?
Por eso analiza cada acción que has tomado forzado (a) por el ambiente que vivimos, y checa si en algo estás contribuyendo tú para que frene tanto descontrol. Si el núcleo familiar está unido a través del respeto, honestidad y demás valores, ten la certeza que obligarás paulatinamente a un cambio para bien de Acapulco. Y lo importante: se EDUCA con el EJEMPLO, nunca, pero nunca, lo olvides.

EL PODER DEL MAGISTERIO.- Pocas veces se puede estar a favor en la manera de protestar del magisterio oficial en Guerrero. Y lo que están haciendo en estos momentos de exigir seguridad a maestros a través de un paro de clases, vale la pena analizarlo con serenidad. Pero hay que ser sinceros: empresarios, discotequeros, hoteleros, doctores, ciudadanía en general se ha quejado y no ha sido atendida porque no son un grupo que represente seriamente lo que a las autoridades les interesa, y que sí tiene a manera corporativa dicho magisterio: votos.

Ojalá los maestros comprendan el poder que tienen y que no vayan a cambiar su exigencia por un aumento salarial o prestaciones con las cuales los tienen acostumbrados de darles para tranquilizarlos. Le deben a la ciudadanía mucho, este es el momento de retribuírselo… su exigencia debe ser a favor de todos los acapulqueños.

PD.- Y contratodo celebra como se merece este 15 de septiembre. Da el grito con todo.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting