Ahora a Trabajar

El proceso electoral en Guerrero ya concluyó. Los analistas de medios de comunicación, los políticos y aquellos interesados en los comportamientos sociales ante elecciones tendrán el tiempo suficiente para buscar los motivos, razones y detalles del resultado de la elección a gobernador del estado de Guerrero.

El hecho es uno: la gente salió a votar. La sociedad por encima de los partidos políticos y nivel de sus campañas decidió dar una muestra ejemplar de civilidad. Los resultados ya son materia de otro análisis.

Sin embargo, hay algo que los diferentes actores deberán tomar en cuenta:

1.-LOS PARTIDOS POLITICOS.- Mal, muy mal se dejaron ver con el tipo de campaña que desarrollaron en todos los frentes. Por encima del interés de Guerrero los partidos pusieron por delante su deseo por el poder. Guerrero sólo fue una pieza más en el rompecabezas político de la estrategia que los organismos políticos tienen con la mira puesta al 2012: la presidencia de la República.

2.- EL CANDIDATO GANADOR.- El reloj comienza a caminar a partir del 1 de abril. Tiene 4 años 7 meses para cumplir todo lo que prometió y más. Este 2011 para empezar no podrá modificar el de por sí coptado presupuesto estatal que recién fue aprobado por el Congreso del Estado. Imaginación, talento y mucha voluntad para desarrollar los programas prometidos tendrá que emplear.

3.- EL CANDIDATO PERDEDOR.- En principio tiene todo el derecho de utilizar los mecanismos legales para inconformarse en lo que no esté de acuerdo, y que sea el cauce jurídico el que determine si tiene o no razón. Su regreso a la alcaldía será decisión propia, de hacerlo tendrá que mostrar temple demócrata para coordinarse de nueva cuenta con los otros dos niveles de gobierno, el estatal y federal para atraer obra, inversión y recursos para el desarrollo social y económico de Acapulco. La entidad requiere de políticos que atiendan los intereses de la sociedad por encima de sus intereses personales.

4.- LA SOCIEDAD QUE VOTO.- Los que votaron a favor tienen la mayor responsabilidad de ser vigilantes de que se cumpla lo que los motivó a salir a votar. Los que votaron en contra es momento de participar más activamente con el fin de supervisar que se actúe conforme a lo prometido. Los que anularon su voto (que representan la tercera fuerza electoral por encima del PAN al lograr 30 mil votos nulos) , bien, porque decidieron mostrar su inconformidad acudiendo a las urnas, no quedándose en su casa absteniéndose; el mensaje de ellos es claro hacia los partidos políticos para que se pongan las pilas, lo cual es difícil.

Sin duda es el momento ideal, dada la participación ciudadana que se tuvo (casi el 50% del padrón salió a votar el 30 de enero) para que la sociedad civil actúe, continúe en el camino correcto, que no crea que sólo votar es la única manera de participar, porque la realidad es que es eso lo que desean los partidos políticos, que la gente sólo les de el voto y se regrese a sus casas.

Como nunca, estamos ante la oportunidad de que por primera vez se forme una Contraloría Social en Guerrero, la sociedad civil, los grupos organizados tienen la palabra. Ahora a trabajar.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting