Clase Media

En México se han creado mitos que luego marcan conductas sociales. Dos casos pueden ejemplificarlo: durante muchos años, hasta en los libros de texto se decía, que los empresarios son los explotadores, los responsables de la carestía que se vivía en esos momentos. El tiempo puso en su lugar los roles: los empresarios generan empleo y pagan impuestos, por lo tanto son los que aportan los recursos para que el gobierno los pueda utilizar para el desarrollo, pero como al gobierno le molestaba que le pidieran cuenta de cómo usaba ese dinero, pues se dedicó a forjar la mala imagen del empresario. Hay que aclarar que no todos los políticos son deshonestos, como tampoco todos los empresarios son una blanca paloma, pero de eso a que el empresariado haya sido el causante de tantas devaluaciones e inflación de aquellos momentos hay un enorme trecho.

El otro mito es que o eres pobre o eres rico, no hay medio. Es decir, no hay clase media. ¿Cuántas personas a las que preguntas cómo te catalogarías se van a cualquiera de los dos extremos? ¿Y porqué esa manera de comportarse del mexicano? Porque igualmente durante años -y más estos últimos 12 de ellos- se ha dado una especie de división de los mexicanos en dos polos. Aunque eso sea la percepción y no la realidad.

La clase media existe y subsiste a pesar de todo, es la que con esfuerzo ha decidido buscar las mejores escuelas públicas o emigrar a la instrucción privada para sus hijos, la que consiguió el crédito de Infonavit o de interés social bancario para a través de una hipoteca tener casa o departamento propio, la que uno o dos de los integrantes de una familia pueden conseguir un crédito automotriz -muchas veces prefieren el crédito automotriz al hipotecario, es la que a través de su trabajo o empresa ha conseguido darle alimentación, vestido y educación a sus hijos viviendo “al día” como comúnmente se dice. Y hay que aclarar que la clase media vive y convive en colonias sin distingo, hasta en las más populares existe clase media.

Y es a esta forma de vida la que más le ha afectado toda la problemática que se vive. Es ella que mayor riesgo corre con la amenaza internacional de otra crisis económica más ocasionada por la voracidad de los mercados financieros y mal manejo de los déficit de países considerados de primer mundo como Estados Unidos e Inglaterra.

De igual forma es víctima de toda la estructura formal por medio de la cual obtiene sus ingresos los diferentes niveles de gobierno, y también es blanco de la mayoría de las acciones ilegales que los ven como mercado cautivo si nos refiriéramos en términos de marketing.

Y lo peor, es que es precisamente este segmento poblacional el que ha definido los grandes cambios democráticos del país, el que ha despertado ocasionalmente y después de salir a votar y marcar diferencias regresa al letargo, no se consolida, no se agrupa y no se organiza, dejando pendiente siempre el concluir con su participación en obtener un mejor futuro

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting