Presencia y Steve Jobs

Sonará presuntuoso el titulo de este editorial, pero permitamos contarle parte de la historia de las revistas Acapulco Club y Presencia, pasando por una propuesta que se tuvo que guardar en el tintero después de casi dos años de publicarse que fue el Semanario Trasfondo.

Con los ímpetus de la juventud de quienes conformaron en ese tiempo el primer proyecto que fue Acapulco Club, la capacitación era como una especie de marca obligada, así que se acudía a varios eventos nacionales relacionados a la publicidad, mercadotecnia y medios de comunicación por aquellos tiempos.

En uno de ellos se tuvo la experiencia de asistir a una conferencia de un ejecutivo de la prestigiada pero no tan masiva Apple (la de la manzanita). Fue hace como 20 años. La experiencia con la Macintosh fue impactante, de ahí salimos convencidos que para la creación de una revista se requería por supuesto equipo Mac… y así se adquirieron en el DF las primeras Quadra 605.

En Acapulco, en ese momento sólo un diario y Acapulco Club utilizaban Mac para sus diseños y formación de páginas. Era como de otro mundo. Nadie le apostaba a ese equipo y nos decían que tarde que temprano íbamos a usar PC.

El tiempo nos dio la razón a nosotros.

El pensamiento, la innovación y creatividad de Steve Jobs co fundador de Apple y creador de lo que ahora conocemos como computadoras u ordenadores personales (antes sólo las grandes empresas, universidades y gobierno las tenían y eran IBM) estaban precisamente dirigidos para pequeños o grandes proyectos como Acapulco Club, luego Trasfondo (de donde nace Presencia, que era una sección en ese semanario) y Presencia.
En el transcurso de los 20 años de Acapulco Club y 15 de Presencia la mayoría de los diseñadores que han tenido, desconocían el manejo de una Mac, pero una vez que la probaron y vieron sus alcances, jamás han permitido que se cambie a PC, por el contrario, hubo una vez en que por cuestiones de crisis económica se pensó mudarnos de plataforma, pero el actual jefe de sistemas de la revista se opuso y propuso una estrategia de optimización del equipo que funcionó y nos permitió renovarnos.

Independientemente de las Mac, los iPods, el iPhone, el iTunes, iPad y Pixar, Steve le dejó a los habitantes del mundo una esperanza de que cada día, cada año, te puedes renovar y reinventar de nuevo.

En uno de sus discursos memorables comentaba que pensaras cada día como si fuera el ùltimo y te preguntaras si estabas a gusto con lo que hacías cada uno de esos días, y si después de cierto tiempo tus respuestas eran un NO, entonces en definitiva era tiempo de cambiar.

Descanse en paz un ser humano que no terminó una carrera universitaria, que fue adoptado, que su meta no fue hacer dinero, que cada día lo utilizó para hacer lo que le gustaba y que sin embargo el día de su muerte ocupó todos los espacios noticiosos del mundo.

Jobs es el mejor ejemplo de Crear para Transformar.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting