Puntos de Quiebre

Por naturaleza, nos resistimos a comprender lo que nos sucede y tendemos a -dijera el dicho- tropezar con la misma piedra una y otra vez.

En Acapulco hemos vivido casos que han sido Punto de Quiebre en nuestra sociedad. Nos referiremos a los más contemporáneos: El brutal asesinato y violación de Merle Yuridia, la Defensa del Parque Papagayo y las consecuencias del Huracán Paulina.

En los dos primeros casos la movilización ciudadana se dio de manera espontánea , y se anotó en el segundo de los casos un éxito al lograr que el Gobierno del Estado no vendiera una parte de los terrenos del Parque Papagayo. En el caso de Merle Yuridia las marchas fueron el máximo movimiento, que no impidió que un Juez corrupto liberara al violador.

Sin embargo, lo que sucedió después del despiadado paso del Huracán Paulina por Acapulco pudiera ser una de las mejores muestras de organización ciudadana, pero también el mejor ejemplo de que la falta de constancia, las ambiciones políticas conjugadas con corrupción e impunidad dan al traste hasta con las mejores intenciones.
Las nuevas generaciones no lo recordarán bien, pero quienes sí, deberían de traer a la memoria las calles polvorientas, la falta de agua potable, de energía eléctrica en la mayoría de las colonias, la escasa ayuda, el cierre de escuelas, negocios, la parálisis económica por la baja de turismo… éramos un pueblo que emergía de la desgracia.

Pero perdimos la oportunidad de hacerlo con orden, organización, voluntad de luchar porque lo que ocasionó que en esas tres ocasiones la ciudadanía se organizara, no tuvo la suficiente fuerza para consolidarlo en mejores instituciones, mejores gobiernos, mejores oportunidades de incluirnos en la toma de decisiones.
Hoy estamos de nuevo ante un enorme reto. Mucho de ello no tiene que ver con salir a las calles a hacerla de héroe.

No, es momento de afilar las credenciales de elector, de esperar pacientemente que los ambiciosos partidos políticos y sus huestes de desgarren unos a otros con tal de conseguir las candidaturas para pomposamente saltar a ofrecernos… ¿Pero qué nos pueden ofrecer que no hayan podido hacer ahora que tienen responsabilidades claras? Habrá que preguntarles a es diputados federales, senadores, alcaldes, regidores, funcionarios públicos, diputados locales… a todos ellos que quieren seguir en la palestra pública y vivir del erario.
Seamos realistas, nos han cerrado a los ciudadanos todas las opciones para que como sociedad podamos actuar. Ellos, los partidos y sus políticos tienen el monopolio de quién debe gobernarnos, si no para eso se brincan de partido a partido.

Hay que crear ya la estrategia para quien quiera representarnos en cualquier nivel pase un riguroso examen ciudadano.

La Corrupción e Impunidad son el origen de nuestros problemas, hagamos algo ahora que todavía tenemos tiempo… y por supuesto empecemos desde nuestros hogares y trabajos. Eduquemos con EL EJEMPLO a las nuevas generaciones.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting