Recomposición Política

El mes de febrero y marzo serán cruciales para que en Guerrero imperen los intereses generales sobre los particulares, y más porque precisamente en estos momentos se está dando una recomposición política-administrativa a raíz de los resultados de las elecciones para gobernador del estado de Guerrero.

El ahora gobernador electo, Angel Aguirre Rivero tiene enfrente un importante reto: formar un gabinete con funcionarios comprometidos con Guerrero, que antepongan sus intereses intereses personales, políticos y de partido a los intereses de los guerrerenses en general. Lo cual se torna difícil dadas las características como se desarrollaron los compromisos entre las alianzas políticas.

Otro punto importante que deberá considerar el gobernador electo es, quiera o no, darle continuidad al orden administrativo que está dejando el actual gobierno estatal de Zeferino Torreblanca, darle seguimiento a los programas que comprueben su eficiencia y sobre todo que proyecten a la entidad a mejores sitios de competitividad económica.

Error grave sería que los nuevos funcionarios llegaran con la misma idea de siempre: destrozar, dejar de lado lo que hizo el anterior gobierno y tratar de “descubrir el hilo negro”, como ha sido la práctica política de siempre.

Sólo son 4 años 7 meses los que estarán al frente del gobierno del estado, pasan rápido, muy rápido, por lo que quienes asuman compromisos deberán demostrar inmediatamente su capacidad, porque la ciudadanía y Guerrero en general no está para ensayos.

Y al referirnos a la recomposición política, ésta también pasa por el Ayuntamiento de Acapulco, al regresar como alcalde Manuel Añorve Baños. A todos les queda claro que el presidente municipal tendrá que echar a andar toda su voluntad para retomar las acciones y programas que beneficien al municipio.

Es un hecho que la contienda electoral terminó, que tendrá que entablar relaciones institucionales con los niveles de gobierno estatal y federal que den como resultado mas obras y progreso para la localidad.

Asimismo, la sociedad civil debe comprender que su participación no termina con ir a votar, por el contrario acudir a las urnas es el principio. Hay que participar, organizarse, colaborar, ser parte de todo aquello que ayude e impulse a nuestra región. Y sobre todo, supervisar que se cumplan los compromisos, que se reduzca la corrupción e impunidad en Guerrero.
Es el momento de enterrar cuchillos. Es el momento de la política. Es el momento en que todos tenemos que ponernos a trabajar

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting