Adios a Noviembre

Quizá en apariencia Noviembre no fue tan intenso con Acapulco como sí lo fue Septiembre y Octubre, principalmente por sus contingencias. Noviembre se puede decir se mantuvo en calma, al menos en cuanto a lluvias intensas y fenómenos naturales.

Ahora viene una de las temporadas de mayor intensidad social y que tradicionalmente genera una reactivación económica, aún en tiempos de crisis.
Diciembre se espera sea un mes que permita dos cosas:

1.- Generación económica, y que ésta llegue principalmente por la vía del turismo. Se espera que la Navidad y Año Nuevo sean fechas propicias para que lleguen miles de vacacionistas al puerto. Punto y aparte será todo el rollo de que los acapulqueños seamos lo más honestos posibles para evitar mal trato y cobros indebidos a los visitantes.
2.- Espacio para la reflexión. Nunca como ahora es necesario darnos cuenta que gran parte de lo que sucede en Acapulco se debe a la manera en que somos los acapulqueños. La forma de conducirnos, la manera en que cada quien interpreta y aplica su escala de valores.
Hace tiempo que se habla de la descomposición del tejido social, y esto no es más que se ha dañado de manera considerable el núcleo de la sociedad: la familia, los hogares… antes dijeran, los mayores, mínimo la madre era un freno para que los hijos se mantuvieran al margen de actos ilegales. Los tiempos han cambiado y mucho.

Y esto no tiene que ver sólo con niveles económicos o lugares donde se viva. Tiene que ver con una conducta generalizada a la cual tratamos de ocultar cuando se trata de que afecte a nuestros intereses. De ahí que los gobiernos en sus diferentes niveles hagan y deshagan a su antojo, porque saben que si incluyen en su paternalismo a los ciudadanos, pues nunca tendrá protesta de ellos.

Así que la tarea es generar actividad económica para que lo que llegue por el turismo se quede en Acapulco y por otra parte comrpometernos en ser mejores ciudadanos.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting