Defectos de Gobernabilidad

Estamos cerrando un 2013 de lo más atípico que hayamos imaginado y son varios los factores que han influído para tenernos en las condiciones actuales.

El factor de seguridad entre delincuencia común y la llamada organizada, entre la proliferación de grupos de autodefensa y su crecimiento. Una errática política en materia económica federal que nos tiene a un grado de la recesión, con un crecimiento de menos de un punto.

Hay muchos indicadores de que no estamos en el mejor momento de la historia de México, de Guerrero y Acapulco, quien además tuvo una de las contigencias más graves de su historia con el paso de Manuel e Ingrid.

Por eso debemos de ser cautelosos los ciudadanos con la información que las autoridades nos dirán al final del año. Sí será cierto que la temporada de fin de año pinta para ser una de las mejores en el puerto, pero eso no indica que se puede hablar de una recuperación. Sólo y mediante el sostenimiento de una afluencia de visitantes constante y permanente se podrá pensar que vamos en el camino correcto.

Y hay que ser honestos, qué campaña de promoción aguanta el que Acapulco haya quedado literalmente aislado? Qué destino no se impacta ante hechos como la toma de las autopista del Sol por los maestros disidentes? y así podemos seguir con los ejemplos.

Estamos atrapados en un círculo vicioso, del cual es difícil salir, porque las condiciones no son las más propicia en estos momentos. Sin embargo, el 2014 se debe de ver como un año de oportunidades para buscar potenciar lo positivo y evitar que lo negativo vaya creciendo.

Y diciembre además es un buen mes para hacer un alto en nuestro ritmo diario de vida y permitirnos un momento de reflexión que nos haga retomar el sentido humano del bien común… preparémonos para todas los festejos navideños!!!

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Archivo y etiquetada . Enlace permanente.

Deja un comentario