Desastre Natural

Apenas hace dos semanas decíamos que Acapulco vivía un serio problema económico y que se requerían acciones inmediatas, más por los meses que se avecinaban y que tradicionalmente son de baja ocupación.

Pero, ahora, la situación se pone grave después del paso de Manuel e Ingrid ¡¡juntos!! por Guerrero, resultando Acapulco uno de los principales afectados al dejarlo prácticamente incomunicado por vía aérea y terrestre.

En la actualidad el puerto se está recuperando, lentamente, pero la parte turística de la bahía se puede considerar como sin grandes problemas.

En este momento a lo que se llama es a la solidaridad con los afectados de manera directa y a mantener una conducta responsable quienes no sufrieron daños mayores, pero que enfrentarán el desbasto en las tiendas y mercados, así como baja de ventas los empresarios y lo peor: la falta de suministro de agua potable en los domicilios.

Este editorial lo dedicamos a la solidaridad, tan necesaria en estos momento, pero después sí valdría la pena ir viendo qué sucedió, desde porque no se dio una alerta mayor y desalojo de ciudadanos, hasta lo que ha ocasionado la corrupción e impunidad de la clase política al cambiar el uso de suelo y permitir construcciones en humedales, y quienes ahora lucran políticamente con los damnificados.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting