Primavera = Alegria, Semana Santa = Tiempo de Reflexion

El mes de marzo tiene la particularidad de darle entrada a una de las estaciones del año de mayor alegría: La Primavera, que pinta de colores nuestro entorno, que le da el brillo a la vida que a veces creemos perdido.

Es una temporada excelente para renovarnos, para creer que estamos en el camino correcto y que tenemos que darnos ánimos para seguir adelante.
Por ello, hay que aprovechar todo lo que nos brinda la vida y hacer lo que nos corresponde principalmente en lo referente al seno familiar. Hay que tomar en cuenta que nadie vendrá a hacer por nosotros lo que nosotros no hagamos por nuestra sociedad.

Es momento de regresar a ver los valores y ponerlos en práctica, tanto en la casa, el trabajo, la escuela, en cualquier lugar donde convivamos. El respeto, la honestidad, el amor, la tolerancia entre otros, pueden ser parte de lo que hagamos diariamente.

Ahora que llegó la primavera, pensemos en esa renovación de valores que tanta falta nos hace.
Independientemente de la creencia religiosa que profesemos, la Semana Santa es tiempo de reflexión. Darnos un espacio para meditar, pensar, reflexionar en lo que estamos haciendo bien o mal en todas las actividades que desarrollamos y a la vez analizar nuestra relación familiar y social. Es una buena fecha para fortalecer los lazos familiares, hay que abrirle tiempo a la plática y convivencia entre padres e hijos, entre amigos, familiares.

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting