La inercia hacia adelante

Este 2014 debe de entenderse como la posibilidad de que todos los acapulqueños unamos esfuerzos y trabajemos con un solo compromiso: Acapulco.

Como que ya estuvo de que sean los políticos y el gobierno a quienes les hayamos dejado toda la responsabilidad de hacer todo por Acapulco. Ellos -los políticos y gobernantes- cambiarían su manera de ser si ven a la sociedad trabajando hacia un solo sentido. Hay que recordarles que son servidores públicos, y que sus sueldos, compensaciones y bonos sale precisamente del pago de los impuestos que nos acaban de aumentar.

Por eso, para no pensar sólo en lo negativo, hay que tratar de hacer una plataforma especial ciudadana que vaya dándole espacio a las propuestas, compromisos y nuevas ideas en beneficio de nuestra comunidad.

Por ejemplo: si tienen oportunidad de organizarse para que la manzana, calle o zona donde vivamos pueda lucir más limpia y reconquistar espacios públicos donde los niños puedan jugar como antaño, será un importante avance.
Otra forma de apoyar es que si los integrantes de una familia unen esfuerzos para hacer cada quien lo que le corresponde de manera correcta, será otro gran apoyo: que el hijo ayude en tareas de la casa y se aplique a estudiar; que el papá y la mamá -si trabajan ambos- de su mejor esfuerzo en su trabajo; que si es comerciante o empresario procure dar productos o servicios de calidad a un mejor precio, apoyando si es necesario a sus vecinos.

Y así como eso, podríamos ir viendo de qué manera colaborar para mejorar el entorno de Acapulco. Bien vale la pena, pensar que el 2014 puede ser el comienzo de una mejor participación ciudadana

Be Sociable, Share!

Artículos Relacionados:

  • Sin Artículos relacionados
Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe without commenting