Proyecto Nochebuena

Quien piense que esta temporada de vacaciones de diciembre será igual que cualquier otra, está en un grave error. Acapulco trae un fuerte desgaste de imagen desde hace más de cuatro años y hoy podría estar en su mayor crisis ante la amenaza constante del bloqueo de la autopista del Sol, acceso principal de los vacacionistas al puerto.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dio a conocer en su mensaje 10 medidas que implementará para buscar la aplicación y respeto al Estado de Derecho, con el fin de atender la demanda de combate a la corrupción e impunidad. Sin embargo, son acciones a mediano plazo, y lo que se requiere en estos momentos son actos de corto plazo con el fin de darle solución a esta contingencia social, que además de crecer a nivel nacional, de manera directa afectará a nuestra cuidad en la recepción de turistas.

Los hechos violentos (ejecuciones), independientemente de las protestas de los normalistas, van a la alza en Guerrero y en Acapulco, mientras las autoridades locales no hacen nada por pararlos que eso sí les corresponde, lo cual agrava la percepción de que se ha perdido gobernabilidad.

Por todo esto, se requiere que el principal sector económico, que es el turismo, tome el liderazgo en atreverse a realizar acciones inéditas. De ahí que modestamente se propone llevara cabo el Proyecto Nochebuena.

Que consiste en la unión de todos los turisteros del puerto y a través de un comunicado o desplegado a nivel nacional den a conocer su solidaridad con la demanda de justicia de los normalistas por la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

Y anunciar una gran jornada por la paz que involucre a las agrupaciones y organismos que los apoyan, para que vengan a Acapulco a tratar el tema, además de instrumentar canales para apoyar la difusión de los rostros de los 43 desaparecidos hasta finalizar con un gran concierto por la Paz para el cual convocar a un artista de los que han participado en los Conciertos por la Paz a nivel internacional.

O nos sumamos en las coincidencias. Hacemos acciones inéditas ante una situación inédita. O nos quedaremos sin actuar cuando la demanda es precisamente buscar entre todos una solución al problema.

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario