Febrero Intenso

El título que le pusimos a este editorial, es sólo ilustrativo. Estamos en un país, estado y municipio donde todo pasa y no pasa nada.

Por partes: Durante la presente administración federal el peso se ha devaluado en más de un 45 por ciento en los últimos tres años. Peroooo!!! nos dicen los grandes exportadores, autoridades y analistas, México es una chulada, ya que a pesar de esa devaluación no hay una inflación estratosférica a la que nos tenían acostumbrados a quienes vivieron en los 80s.

Aunque la verdad, con eso de la baja del precio del petróleo, devaluación y contracción económica del país, pues sólo hay que rezar para que el impacto no sea más fuerte, porque tarde que temprano llegará como ya lo anuncia-ron el secretario de Hacienda federal Luis Videgaray y el titular del Banco de México Agustín Casterns.

A nivel estatal, por otra parte, se había tomado una decisión sobre el famoso Edificio Inteligente en la costera de Acapulco, el cual inició su construcción a finales del sexenio de Zeferino Torreblanca y aún no se concluye, y que los exgobernadores Angel Aguirre y Rogelio Ortega le querían dar cada uso como el caso de Aguirre quien dijo que quería utilizarlo como mercado.

Y en la actual administración ya se había considerado para la Ciudad Judicial o algo así, ya que concentraría al Poder Judicial del Estado con su magistrado Robespierre Robles al frente; sin embargo, afortunadamente el ejecutivo Héctor Astudillo regresó al concepto original de Ciudad de los Servicios, para dar cabida a todas las dependencias estatales que actualmente pagan renta en el puerta. el detalle es que a punto estuvo de que con lo de la Ciudad Judicial dicho inmueble se convirtiera en un penal en plena costera Miguel Alemán, ya que el nuevo Orden del Sistema Penal obliga que mientras dure el juicio el acusado tendrá que estar recluido en ese sitio. A punto estuvo de cometerse tremendo error.

Y a nivel municipal se anuncia que la Semana Santa será de lleno total, y que los incidentes violentos en las propias playas de Acapulco no afectarán ni alejarán al turismo para esas fechas. Mejor sería poder conocer nuevas estrategias para recuperar la seguridad en todo Acapulco en lugar de declaraciones que sólo van dirigidos a medios de comunicación.

Es un hecho vivimos inmersos en una dinámica que cada vez menos en-tiende la ciudadanía y que por su lado las autoridades crean mecanismos para que precisamente no las entienda la sociedad.

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Archivo. Enlace permanente.

Deja un comentario