Se casan Dolores Aguirre Gutiérrez y Juan Pablo Orrantia Vértiz

  • En la capilla de La Paz se llevó a cabo la boda religiosa de Juan Pablo Orrantia y Dolores Aguirre
  • Momentos del rito matrimonial de Juan Pablo y Lola, donde fungieron como padrinos de Velación, Angel Aguirre y Laura del Rocío Herrera de Aguirre, tíos de la novia
  • Se casan Juan Pablo Orrantia Vértiz y Dolores Aguirre Gutiérrez
  • Lolita Gutiérrez de Aguirre y Jesús Aguirre, papás de la novia, acompañan en la foto a Lola y Juan Pablo

El pasado 12 de noviembre se llevó a cabo el enlace matrimonial de la guapa acapulqueña Dolores Aguirre Gutiérrez y el apuesto Juan Pablo Orrantia Vértiz, originario de la Ciudad de México. Dolores Gutiérrez de Aguirre y Jesús Aguirre Utrilla (papás de la novia), se mostraron complacidos por la unión de sus hijos; y desde el cielo, Elsa Vértiz Alatriste (mamá del novio), bendijo a los novios.
La Capilla de La Paz del fraccionamiento Las Brisas sirvió de escenario para la boda religiosa en la cual Lola (como le llaman de cariño) y Juan Pablo, recibieron la bendición nupcial de manos del Padre Ivans, quien los exhortó a formar una familia en el seno de la iglesia católica.
La corte de honor de Lola y Juan Pablo estuvo integrada por Angel Aguirre Rivero y Laura del Rocío Herrera de Aguirre, quienes fungieron como padrinos de Velacion; los padrinos de Arras, Mauricio Orrantia y Livia Martínez; los padrinos de Anillos, Ernestro Aguirre y Brisa de Aguirre; los padrinos de Lazo fueron Suhail Bermúdez e Israel Díaz, y de Ramo, Rosita de la Barrera Camacho, quien también fue la Dama de Honor de la novia.

La recepción se llevó a cabo en el restaurante Becco al Mare, lugar en el cual por primera vez se celebró una boda. El lugar fue decorado con elegancia y distinción, discretos centros de mesa con flores naturales adornaban las mesas que fueron iluminadas con pequeñas velas; los árboles del restaurante fueron iluminados y de ellos colgaban guías de pequeñas orquídeas naturales y candelitas.
En la Boda Civil que tuvo lugar en el salón privado del restaurante Becco firmaron el acta los papás de la novia, Lolita y Jésus Aguirre; como Testigos de los contrayentes Carlos Heredia y Margarita Martínez; y como testigos de honor, los hermanos de los novios, Francisco Aguirre Gutiérrez y Antonio José Orrantia; Martín Aguirre y Armando Vértiz, tíos de Lola y Juan Pablo.
La entrada de los sonrientes novios a la recepción fue espectacular, pues todos los invitados los recibieron de pie con vivas y aplausos, Lola y Juan Pablo no pudieron ocultar su felicidad.
La celebración tuvo un toque místico y espiritual muy personal de Lola y Juan Pablo, antes del bailar su primer vals como esposos, hicieron una breve meditación que compartieron con todos los ahí presentes para que esa noche quedara grabada en su memoria y corazón, y se llenara de toda la buena vibra que sentía en el lugar.
Después de la meditación en que Lola y Juan Pablo se conectaron para que esa felicidad y amor que siente dure para toda la vida, vino el brindis. Sinceras palabras les dedicó Jesús Aguirre Utrilla (papá de la novia) Lola y Juan Pablo, a quienes llamó hijos y les deseo toda la dicha que se merecen en su vida matrimonial
Luego los novios se adentraron en la pista y empezaron a bailar su primera pieza como esposos, momento que aprovecharon para no dejar de mirarse; luego vino el vals para el papá de la novia, que resultó de lo más emotivo desde que se escucharon las primeras notas de la canción “Cuando los hijos se van” de Alberto Cortés; Jesús Aguirre mostró en su rostro una mezcla de sentimientos: emoción y felicidad de ver a su hija realizada, pero a la vez nostalgia porque la “niña de sus ojos” ya creció y ahora le toca abandonar el nido.
Durante la fiesta que se prolongó hasta el amanecer, el ambiente fue de alegría por la felicidad que irradiaban los novios.

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Noticias. Enlace permanente.

Deja un comentario