Ciudades santuario, la oportunidad

Cada entidad debiera estar haciendo su trabajo de acuerdo a su principal actividad comercial, ante el embate del presidente de Estados Unidos Donald Trump y su animadversión hacia el país.

Por ello, en el caso de Guerrero y concretamente Acapulco, se estaría ya diseñando una estrategia en el ámbito turístico, además de estar pensando sobre si podemos o no recibir a los miles de indocumentados guerrerenses que amenaza Trump con deportar.

Y  es que si no mejoramos las condiciones de desarrollo económico regional, difícilmente podremos atender una contingencia migratoria que parece dejarse venir de un momento a otro.

Por lo cual desde hace un rato se debió trazar una ruta critica en materia turística-migratoria. De tal forma que ya tendría que haber contacto de manera directa con las más de 300 Ciudades Santuario que existen en Estados Unidos, para a manera de solidaridad con quienes están apoyando a los migrantes ( millones de ellos mexicanos y guerrerenses como los hay en Chicago por ejemplo) y se establecieran mecanismos de cooperación y turismo.

Pero qué es una Ciudad Santuario en Estados Unidos? Es aquella que no cuestiona, ni persigue a los indocumentados que vivan en su territorio y no colabora con las autoridades federales de su país para deportarlos, además en algunos casos les da acceso a educación. Son alrededor de 360 ciudades de esa naturaleza, entre las que destacan Los Angeles, Nueva York, Chicago, San Diego, Miami, Houston, San Francisco, Washington, Detroit, entre otras.

Y la manera de diseñar una estrategia sería:

Generar un acercamiento comercial y de intercambio turístico con esas Ciudades Santuario, que en estos momentos están siendo amenazadas por el presidente estadounidense con quitarles el presupuesto federal, para presionarlos a que colaboren en la deportación de los 11 millones de indocumentados que prometió en su campaña.

1.- En lo económico es importante analizar con detenimiento esa campaña contra empresas y artículos estadounidenses que se está llevando a cabo en México (tema que ya tocaremos en otro artículo más detenidamente), para buscar con las Ciudades Santuario un acercamiento de apoyo mútuo. Y sí dejar de adquirir aquellos productos que vengan directamente de las ciudades y entidades que están de acuerdo con la política del gobierno estadounidense actual.

2.- En lo turístico, lo conveniente es estrechar  las relaciones entre dichas Ciudades Santuario, para que si algún mexicano o guerrerense como es el caso, decide vacacional en Estados Unidos lo haga hacia esos sitios. Así como establecer convenios y ofertas atractivas (que de por sí lo es por el dólar fuerte frente al peso) para los residentes de esas comunidades para que visiten Acapulco, visiten Guerrero, que se haga la invitación directa a todos ellos, que vean que somos agradecidos y solidarios, porque las autoridades de esas ciudades también están luchando su propia batalla. Esperemos ver alguna estrategia económica-turística en ese sentido, en los próximos días… se debe de actuar de inmediato.

EN CORTO.- Sea verdad o mentira que Donald Trump amenazó con enviar tropas a México para detener a los “bad hombres”, lo que sí quedó en claro es que el presidente de Estados Unidos descalificó a nuestras fuerzas armadas y no hubo nadie, ni con quien estaba hablando, que las defendiera, no obstante la gran labor que ellas llevan a cabo en nuestro país, y en especial en Guerrero y Acapulco.


TODAS LAS FOTOS EN LA REVISTA DIGITAL, PULSA AQUÍ.
TAMBIÉN PUEDES ADQUIRIR LA REVISTA EN VERSIÓN PDF EN NUESTRA TIENDA DIGITAL.

Publicidad

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Noticias, Punto de vista. Enlace permanente.