La Satisfacción Gubernamental, también es tema ciudadano | Por Aleida Alarcón

Por Aleida Alarcón

Hace un par de días le di una hojeada a la nueva encuesta que presentó “Gabinete de Comunicación Estratégica” (gabinete.mx) se trata de un estudio de percepción sobre la eficiencia y eficacia de los gobiernos estatales en la república mexicana, para este caso, el nuestro, Guerrero; me detuve a pensar en el segundo capítulo que versa sobre la satisfacción ciudadana utilizando cuatro factores que consideran la satisfacción ciudadana las cuales son: económico, oportunidades, bienestar esperado y seguridad. En una escala del 1 al 100 las opciones de respuestas van desde muy satisfecho, satisfecho, ni satisfecho ni insatisfecho, insatisfecho y muy insatisfecho.

Los guerrerenses encuestados dijeron que se sienten en referencia al Gobierno:

Muy Satisfechos 6.8%

Satisfechos 21.5%

Ni Satisfechos, Ni Insatisfechos 20.3%

Insatisfechos 29.0%

Muy Insatisfechos 22.4%

Calefacción Nacional 40.6

Esto quiere decir que estamos nuevamente en los últimos lugares de las evaluaciones que nos hacen, con una calificación de 40.6 por encima de Chiapas, Morelos y Tabasco; entidades que tienen sus propias características sobre la distribución de recursos y financiamientos federales que reciben así como el uso de recursos propios, esto es más profundo, debido a la insatisfacción que presentan los ciudadanos encuestados porque los temas que les ocupan y preocupan son la inseguridad, la corrupción y la impunidad.

Pero ¿qué hacer con estos temas de insatisfacción hacia el ejercicio gubernamental? bien, es generar esos cambios sinérgicos que existen entre nosotros los ciudadanos y el sistema del estado, como: no pedir favores a amigos, familiares y/o conocidos para evitar hacer filas y sacar algún documento propio como un acta de nacimiento, recibos de pagos de servicios, etc. Mantenernos en lo correcto haciendo el procedimiento que se conoce, vaya, respetar las reglas y las normas, esto se notará cuando absolutamente todos los ciudadanos nos formemos en las filas y no busquemos las influencias para no pasar el martirio y la perdida de tiempo, ahí se generaría una sistematización de demanda de atención ciudadana y el estado estaría obligado a eficientizar sus servicios.

En esta dinámica se expondrían implícitamente los actos de corrupción de todos los niveles, porque abajo, donde hacemos filas para hacer trámite, es donde podemos cambiar para nacer otra cultura legal y habito de ser ciudadanos que están de acuerdo con las normas, así podemos exigir sin doble discurso los tiempos y espacios para tener un gobierno que nos haga sentir muy satisfechos, moviendo desde lo social, nosotros como ciudadanos.

A mí, me costó arreglar un “detalle” de mi acta de nacimiento 3 horas, pero todos los que estuvimos formados, nos fuimos satisfechos por tener la fila en orden, por lugares y tiempos respetados en el espacio uno del otro, con eso arreglado el registro civil del estado estará obligado a ser un servicio correcto.

aleidaad@outlook.com


Revista Digital

Versión PDF

El Punto de Reunión de la #Sociedad #Acapulqueña
Adquiérela en tu puesto de #revista o suscríbete al 4843759

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Colaboraciones, Noticias. Enlace permanente.