Lo Que Sigue: Punto de Vista

El mes de septiembre, quedará por siempre grabado en gran parte del país, unos porque sufrieron los embates de fenómenos naturales como sismos en Oaxaca y Chiapas primero, después CdMx, Puebla y Morelos, así como el huracán en la Costa Chica de Guerrero. Y otros lo recordarán porque se organizaron para de manera solidaria enviar o ir en ayuda a esas zonas.

De sobra queda comprobado que entre los mexicanos el valor de la solidaridad, es auténtico, real como lo ha demostrado en muchas ocasiones y que esta no fue la excepción.

Pero como también es conocido, los mexicanos no somos dados a la permanencia, disciplina y planeación. De ahí que el impulso de ayuda por lo general es temporal, posteriormente se regresan a las actividades cotidianas y continua la vida.

Por ello es necesario que desde la sociedad civil en esta ocasión se vaya tejiendo una participación ciudadana, con organización y sobre todo voluntad para darle seguimiento a los miles de millones de pesos que se han comprometido desde varias donaciones, para aportar en la recuperación de las zonas afectadas.

De ahí la importancia de crear los mecanismos que puedan dar certeza en:

1. Transparencia en el uso de los recursos económicos y en especie donados

2. Vigilar que se aplique en las zonas afectadas y sean beneficiados realmente quienes son damnificados y no se vaya a cuotas clientelares de grupos políticos.

3. Mantener la motivación para que en base a resultados y transparencia se siga aportando dinero público y privado en todo aquello que recupere y mejore las condiciones de vida de quienes perdieron sus viviendas y pertenencias.

4. Evitar el uso político por parte de autoridades oficiales o quienes pretenden ocupar algún cargo público.

Hay mucho por hacer, la tarea apenas inicia. Si de nueva cuenta nos retiramos los ciudadanos, una vez más tengan la certeza que no faltarán los políticos aprovechados que harán suyo aquello de: a río revuelto ganancia de pescadores. En el caso de Guerrero las zonas afectadas por el huracán Max tienen carencia de alimentos, ropa, medicamentos, colchonetas y por supuesto de la reparación de sus viviendas… hay que voltear a ver primero a ellos, son nuestros paisanos.

fernando@acaclub.com

Fernando Vargas Lozano


 

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Noticias, Punto de vista. Enlace permanente.