Seguridad Interior, una Ley más para México por la ineficiencia de la funcionalidad del Sistema de Gobierno: Aleida Alarcón

Colaboraciones
// 21 diciembre 2017

Los ciudadanos hoy nos preguntamos qué sucederá con la Ley de Seguridad  Interior que se debate en las Cámaras del Senado y Diputados, en referencia a la presencia y trabajo que hacen efectivos de las fuerzas armadas de México en las calles, ¿Militarizar el País?…

No es más que un marco jurídico que respalda la presencia que tienen soldados en las calles que hacen recorridos desde el año 2006, y es aquí donde me gusta estudiar y analizar que nuestro país, nuestra clase política, nuestros gobernantes y líderes; porque somos los ciudadanos, los que empoderamos a todos los personajes que están en el servicio publico y en los puestos de elección que los llevamos hacia este escenario, porque somos los ciudadanos los que dejamos que la corrupción se incremente por no vigilar el uso y aplicación de los recursos públicos a través de exigir la rendición de cuentas.

Vuelvo al tema de la Seguridad Interior y es que México hoy esta en niveles impensables de violencia, somos ya una estado de excepción en donde las fuerzas armadas han tomado las riendas de la seguridad pública, debido a la ineficiencia y al inoperante resultado que debieran producir las policías municipales y estatales a lo largo y ancho del país; la seguridad publica debe ser atendida por la fuerza policial, sien embargo ante la situación de la no acreditación, la falta de funcionalidad de todos los cuerpos de policía hoy las fuerzas armadas hacen este ejercicio sin ningún garante de programa rector, porque no son adiestrados para prevenir, perseguir, castigar y sancionar el delito. Por ello choca con el mandato internacional de respectar irrestrictamente los derechos humanos.

Y es que hablar de la prevención social del delito, es informarnos que esta política de gobierno que se cambió de nombre a la prevención social de la violencia y delincuencia en el 2014, nos lleva a observar solo como prevenir que jóvenes, hombres y mujeres generen violencia y delincan; pues va más allá, ya que es un círculo virtuoso que se debe de atender desde cuatro ejes: la prevención social del delito, la policía preventiva y de investigación, la persecución del delito y su castigo y al final la reinserción del individuo que comete un delito, para cerrar este círculo en la composición del tejido social, y si uno de estos componente falla, es trabajo en saco roto de los restantes.

¿Qué le toca a la ciudadanía? Hacer eso, ciudadanía, practicar y no criticar que hemos perdido nuestros valores sociales, familiares, de comunidad; regresemos al respeto de las jerarquías: Papá, Mamá… las formas de convivencia en el respeto y la cortesía, regresar a ser ciudadanos que conviven entre sí y no compiten porque sí.

Hacer uso de nuestra facultad de ser los jefes de aquellos que ponemos en los puestos de gobernantes, ya que son nuestros empleados al ejercer nuestras obligaciones de pago de impuestos, entonces exigir resultados para el bienestar de la comunidad, lo mandatan las leyes cuando toman protesta, ¿o no? ¡Y si no es eficiente, el pueblo que lo demande! La tendencia mundial en el tema de seguridad, es llamarla seguridad ciudadana; que significa que nosotros estaremos vigilantes, proactivos y en seguimiento que se realicen los trabajos que tienen como responsabilidad los primeros jefes de las policías, que son los alcaldes, los gobernadores y el presidente del país.

La Ley Seguridad Interior se generó por la deficiencia y la falta de compromisos cumplidos en la profesionalización de las policías, como otras leyes que se han generado por la ineficiencia del sistema de gobierno, como la de Anticorrupción, la ley de transparencia, entre otras.

aleidaad@outlook.com

 

Revista Digital

Versión PDF

El Punto de Reunión de la #Sociedad #Acapulqueña
Adquiérela en tu puesto de #revista o suscríbete al 4843759

Comentarios

Comentarios

Categories
Colaboraciones, Noticias
error: Content is protected !!