Sí, Estamos Indefensos

Hace unos días Roberto Ramírez Bravo, periodista de profesión, denunció en su cuenta de Facebook (recomendamos que entren y lo lean con detenimiento) que tuvo que pagar una tarifa ilegal de $18.00 (lo oficial es de $15.00) a un colectivo a “invitación” de un soldado, al cual recurrió el taxista.

Y que no obstante que el chofer aceptó ante Roberto y el militar que no era un aumento autorizado, aún así le mantuvieron la “invitación” a pagar… incluso hasta por recomendación de un alto funcionario público con el cual se comunicó en ese momento Roberto Ramírez, “para que no llegara tarde a su cita” Esto es muy grave, y por ningún motivo debiera de volver a ocurrir por las siguientes razones:

1.- Queda en total indefensión el ciudadano. Sin duda que quedó desprotegido y obligado (disfrazado de invitación) a cumplir el abuso al que estaba siendo sometido por el taxista, con el agravante de que quien en teoría estaría para cuidar del ciudadano, en esta ocasión, apoyó la arbitrariedad de un cobro no autorizado.

2.- Se promueve la impunidad y corrupción del sistema de Transporte Público. Tanto de autoridades vinculadas al transporte como taxistas. Nadie los para.

3.- Una acción de esta naturaleza se suma al cuestionamiento de la intervención del Ejército en tareas de seguridad que debieran realizar las policías de los tres niveles de gobierno. Ahora involucrándose en acciones que deben ser atendidas por autoridades civiles.

4.- Se suma el área oficial de Transportes a la ausencia de autoridad que tanto está dañando a Acapulco y Guerrero. No puede hacer que se respete una tarifa, además de romper con el compromiso que se hizo en reciente evento de gobierno, de no autorizar aumento alguno al servicio del transporte urbano.

Nuestros respetos al Ejército Mexicano. Por ello debemos de exigir que no los pongan a hacer tareas que no les corresponden, e indignarnos porque a un ciudadano lo obliguen a pagar una tarifa ilegal, y que su único delito fue inconformarse y pedir al taxista que respetara la Ley.

La señal de que el ciudadano es el eslabón más débil y que se encuentra a merced de la corrupción y la impunidad, nos coloca a todos los que aquí vivimos en el reino de la selva donde la impotencia a poder defenderte con la Ley de tu lado, se ha vuelto más que imposible.

Correo: fernando@acaclub.com

Facebook: Fernando Vargas Lozano


TAMBIEN LA NOTA EN LA REVISTA DIGITAL, PULSA AQUÍ.
TAMBIÉN PUEDES ADQUIRIR LA REVISTA EN VERSIÓN PDF EN NUESTRA TIENDA DIGITAL.

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Noticias, Punto de vista. Enlace permanente.