Sistema Estatal Anticorrupción

Ha quedado más que comprobado que la fuente de los problemas que padece México, y en especial Guerrero y Acapulco es la corrupción e impunidad oficial. La cual cada vez se hace más notoria y grave ante la complacencia social que no ha evitado que los funcionarios públicos hagan transparente y rindan cuentas del manejo de los recursos públicos.

Mencionar los casos recientes de corrupción y trafico de influencias a nivel local no terminaríamos, por lo cual es necesario que la sociedad, organizada o no, se concentre en presionar para que llegue a buen puerto la creación del Sistema Estatal Anticorrupción, el cual debe cuando menos estar al mismo nivel del SNA recientemente aprobado y que ya fueron designados a sus consejeros, todos ellos de gran representatividad.

En Guerrero, en estas fechas, se encuentra en el Congreso del Estado una propuesta para crear el Sistema Estatal Anticorrupción que envió el gobernador Héctor Astudillo. Misma que está en negociaciones, dado que los partidos de oposición, concretamente PRD y MC están pidiendo que también se incluya la desaparición del Fuero para los actores políticos electos.

El Gobierno del Estado ha dicho que ese apartado no está incluído en el tema anticorrupción, mientras los otros partidos señalan que es el momento coyuntural para presionar en su institucionalización. Ambas partes tienen razón, por lo cual deben de aplicarse lo suficiente tanto diputados locales como autoridades con el fin de llegar a un acuerdo que le de viabilidad al SEA y respuesta también a esa demanda que ya ha sido aprobada en otras entidades como Jalisco , que es la desaparición del Fuero.

En nuestro estado debe crearse un Ley que que forme el SEA y defina su integración, atribuciones y funcionamiento respetando, principalmente, su naturaleza coordinadora y sobre todo ciudadana, de manera que todas la acciones para prevenir, fiscalizar, investigar y sancionar la corrupción sean eficaces y se traduzcan en resultados que la sociedad espera.

Y punto relevante en la Ley que de vida al SEA es que mantenga de manera limpia el tema de ciudadanización. Con lo cual se hace indispensable que quien presida el Comité Coordinador del nuevo organismo tiene que ser la parte ciudadana.

Ante los embates de una corrupción oficial a nivel local que poco le preocupa ser vista en su actuar, es urgente que se den pronunciamientos por parte de los grupos sociales organizados y gente representativa para evitar que se vaya a crear un SEA a modo de las autoridades. Y quede en manos de personajes vinculados al sector oficial de manera personal o comercial.

EN CORTO.- El tejido social cada vez más deteriorado en Acapulco, está pasando factura hacia las nuevas generaciones de todos los ámbitos. La falta de oportunidades para los jóvenes tanto a nivel educativo, salud y empleo, por ejemplo nos conduce a un terreno del cual es difícil encontrar retorno para ellos. Se está generando un enorme bache generacional y de talento que sale del puerto, el cual para restituirlo tardará mucho tiempo.

Correo: fernando@acaclub.com

Facebook: Fernando Vargas Lozano

Comentarios

Comentarios

Esta entrada fue publicada en Noticias, Punto de vista. Enlace permanente.